SILVIA FLECHOSO

El cierre de la mente moderna

El cierre de la mente moderna (La Venus del libro)

Prospuesta pictórica de la clásica imagen de Venus en una cama y con perro, planteada desde un punto completamente opuesto al convencional. Si observamos, por ejemplo, la Venus de Urbino de Tiziano, que sirvió como referente representativo del tema para época y encuentra su referencia en la Venus dormida de Giorgione, la actitud es completamente complaciente hacia el espectador: como si la muchacha se prestase a ser tomada por el espectador, que en la antigüedad era fundamentalmente masculino, diciendo: aquí estoy para ti, ven y tómame. Se trata de una Venus objetual: es propiedad del espectador, nunca de sí misma. Está a la espera del espectador.  

En este caso Venus aparece igualmente recostada en un lecho, pero no está pendiente del observador; no está para el observador, está para ella misma. A pesar de que muestra los genitales en una vista frontal, su actitud y la posición de sus piernas crean una barrera con cierta agresividad. No hay receptividad alguna. Es una venus dueña de sí, y no propiedad del espectador. 

El perro que la acompaña que, por lo general resulta un perrillo faldero, es, este caso, un fox terrier, cazador, atento al espectador. Está tranquilo pero atento, guardando a la diosa. 

Venus muestra varios atributos de poder, alguno ya mencionado: El perro, que representa el poder de la domesticación del hombre sobre la bestia (representado en muchos retratos imperiales), el lápiz en su diestra a modo de cetro o varita mágica (símbolo de poder ejecutivo: lo que digo se manifiesta en la materia), el libro que es símbolo de conocimiento (y el conocimiento es poder; no depende de  otros: posee el conocimiento y la libertad de decisión y acción) y los genitales poderosamente exhibidos al espectador son el símbolo de poder reproductor, de extenderse por la tierra y perdurar (al igual que en muchos retratos imperiales se exhiben los genitales cubiertos por una coquilla). 

La Venus del libro aparece en una cama que se eleva como un altar sobre un suelo radiactivo, perteneciendo a otra dimensión elevada sobre ésta: la cósmica dimensión del sueño.